"Soy FELIZ en la vida, soy FELIZ dando vida"

Soy mama primeriza de Mellizos-Prematuros full time y he encontrado la felicidad y el equilibrio en esta aventura que es su crianza, a través de este blog compartiré mi propia experiencia con todos aquellos que comiencen la misma aventura intentando que sus vidas sean un poco más FELICES

lunes, 27 de octubre de 2014

Casa rural con niños

Hoy os quiero contar nuestra última experiencia en una casa rural, no sé a vosotros pero a mi siempre me gustó mucho desconectar por completo en un espacio en plena naturaleza, sin ruidos, sin prisas y casi sin cobertura, creo que es una opción bastante interesante para cargar las pilas y volver a la ciudad y a nuestro ritmo frenético con las energías renovadas, si a esto le sumamos lo que disfrutan y aprenden los peques en plena naturaleza me parece una de las opciones más interesantes para planificar unas vacaciones.

En esta ocasión para nuestra escapada elegimos una casa que ofrecía un pack de estancia rural, nunca habíamos utilizado este tipo de packs pero la experiencia ha sido muy satisfactoria, ya que disponen de una gran variedad de alojamientos en enclaves de ensueño para sentarse a contemplar la naturaleza a través de los ventanales de una casa bioclimática, alojarse en un hotel rodeado de viñedos, en una antigua posada, o en un convento del s XVI.

Elegimos la zona de Zumaia (Ya hemos repetido porque nos encanta) con playas paradisiacas, muy naturales y un entorno lleno de contrastes, desde acantilados a bosques frondosos, desde el mar más abrupto hasta extensas laderas donde pastan felices caballos y vacas...todo al alcance de la mano...esta vez aprovechamos para ver algunos de los escenarios de la película "8 apellidos vascos" que nos habían enamorado en la gran pantalla y que no queríamos perdernos por nada del mundo como la ermita de San Telmo o el puerto de Guetaria entre muchos otros.




La casa de agroturismo que elegimos fue Tolare Berri, situada en Zestoa (a 4 km de Zumaia), un entorno único en plena naturaleza, un lugar ideal para que los mellizos jueguen tranquilamente, recojan los huevos recién puestos por las gallinas o cojan unas lechigas del huerto para la cena, pudimos tomar leche de sus propias vacas y bizcochos recién horneados por la dueña que es un encanto ¿Que más se puede pedir?



Yo ya estoy deseando volver a escaparme de casa rural, el otoño puede ser una época preciosa para pasar un fin de semana rodeados de naturaleza ¿No os parece?


1MamaPara2-Handmade

3 comentarios:

  1. Buenas!
    Decirte que hemos hablado de esta entrada en el repaso semanal de blogs de Bebés y más: http://www.bebesymas.com/bebes-y-mas/blogs-de-papas-y-mamas-la-generacion-dedo-ninos-que-agotan-y-mas

    Un saludo!

    Armando.

    ResponderEliminar
  2. Pero que paisajes tan bonitos, me alegro de vuestra escapada, el norte y su verde enamora, jeje por aquí por el sur se echan de menos esos paisajes. Saludos

    ResponderEliminar
  3. Menudo lugar más bonito habéis elegido!! Y los niños se lo pasaron en grande! No hay nada como salir de la rutina!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...