"Soy FELIZ en la vida, soy FELIZ dando vida"

Soy mama primeriza de Mellizos-Prematuros full time y he encontrado la felicidad y el equilibrio en esta aventura que es su crianza, a través de este blog compartiré mi propia experiencia con todos aquellos que comiencen la misma aventura intentando que sus vidas sean un poco más FELICES

lunes, 16 de septiembre de 2013

Guarderia

Llegado el mes de septiembre la pregunta es casi casi obligatoria ¿Los peques van a la guardería? Mis hijos no van, es un tema que me plantee el invierno pasado debido a lo agotadora que puede llegar a ser la crianza de 2 criaturas en sus teribles adorables 2 años y la dificultad de compaginarla en muchas ocasiones con mi reciente aventura empresarial, finalmente hemos podido organizarnos tirando un poco de abuelo prejubilado y de tía parada, así 3 o 4 mañanas a la semana los llevan una o dos horas al parque para que yo pueda dedicarme a trabajar desde casa, limpiar, comprar, cocinar, escribir en el blog, hacer gestiones varias...¡Que os voy a contar que cualquier madre no sepa ya!


Hay algo que me hace reflexionar sobre el tema guardería y es lo extrañada que se queda la gente cuando le digo que los peques no van ¿Porque vemos la guardería como algo tan normal? ¿Es raro que un niño no vaya a la guardería? La mayoría de nosotros no empezábamos hasta los 6 años en el cole sin haber pisado nunca una guardería, sin ir mas lejos en los países nórdicos mantienen esta edad más tardía para comenzar la escuela y en contra de lo que podamos pensar su sistema educativo es un gran referente mundial por las escasas tasas de fracaso escolar a pesar de comenzar el aprendizaje unos años más tarde que nosotros.

Entiendo perfectamente que cuando unos papás trabajan fuera de casa y no tienen familiares que se puede encargar de los peques sea la única opción y en esos casos bendita sea la guardería, pero si una familia tiene la posibilidad de organizarse de otra manera ¿porque se insiste una y otra vez en esta opción bajo la excusa de la socializarlos?

En nuestro caso particular para bien o para mal no hemos tenido que recurrir a una guardería y os puedo asegurar que mis hijos son de lo más sociables, tienen muchos amiguitos con los que comparten juegos en el parque, en casa, cuando vamos de excursión...Respecto a su aprendizaje saben contar, conocen las vocales, reconocen formas, colores, jugamos con plastilina, puzzles, juegos simbólicos, cantamos, bailamos...¿Acaso no es esto lo que hacen en la guardería? Yo creo que cada familia es un mundo y repito que para nada estoy en contra de las guarderías porque existen centros muy respetuosos con los niños y donde se pueden sentir muy a gusto con personal perfectamente cualificado y muy competente, pero de ahí a decir que tienen que ir a la guardería como una imposición para aprender a socializarse o que los niños que no van a la guardería van retrasados de alguna forma respecto al resto no me parece justo para nada y no lo comparto en absoluto.

¿Vosotros que opináis?



14 comentarios:

  1. Los míos (21 meses) tampoco van. Y no tenemos familia a la que recurrir. Por eso me acogí a la reducción de jornada, para poder hacerme cargo de ellos todas las mañanas. Y también me ponen caras de extrañeza cuando lo comento.
    Precisamente, a cuenta del inicio de curso, estoy a medio terminar una entrada sobre el tema. Ya colgué en mi último #MiércolesMudo una foto de mis peques en la 'guardería casera'.
    Cada familia es un mundo, y cada cual hacemos lo que podemos o sabemos. Lo que pasa que en esta sociedad cualquier escusa es buena para no luchar por una conciliación familiar de verdad.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me acuerdo perfectamente de tu Miércoles Mudo porque me recordó a mi casa, a veces resulta complicado pero creo que es muy importante fomentar desde casa su creatividad e interés por el aprendizaje.

      Eliminar
  2. Supongo que cada niño y cada familia es un mundo. Yo si he tenido que meter a mis hijas en la guardería desde bien pequeñas, ya que no tenía familia con la que dejarla, y la baja se me acababa.

    No te puedo decir si hubiera tenido tiempo, si hubieran ido o no, yo no me arrepiento, ya que ellas han estado/están felices, y han aprendido muchas cosas.

    Otra cosa es que si una madre o padre puede quedarse con los niños, tiene que ser suficientemente responsable para enseñarles las primeras nociones y valores, y no dejarlos estar en casa, sin mayor aliciente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo contigo Marta, hay que motivarlos desde bien pequeñitos para despertar su interés pero siempre basandolo todo en el juego y respetando el ritmo de cada niño

      Eliminar
  3. Creo que nos hemos autoconvencido de que llevarlos a la guardería les hará futuros premio nobel... y que de allí salen sociables y con un título bajo el brazo, cuando la verdad es que los niños no se socializan con dos años sino mucho más adelante y cuando la mayoría de los contenidos que se les dan allí los puede enseñar cualquier madre con un mínimo de dedicación.
    Dicho esto tengo que añadir que cada familia es un mundo... en mi caso al principio fueron porque no había otro remedio, nosotros aquí no tenemos familia y no había manera de organizarse y prefería que estuvieran con profesionales que con una desconocida en casa (otra cosa hubiera sido tener alguien de confianza con quien dejarles)
    Cuando se acabó mi contrato seguimos llevándolos por una sencilla razón (ya tenían año y medio) aquí estamos solos, sin apoyo y cuando Papimelli salía fuera a trabajar me tocaba quedarme con ellos 24 horas lo cual implicaba no poder tener mobilidad para hacer nada, añadiendo que tras tener a mis hijos estaba tan agotada, débil y estresada que me costó un tiempo recobrar mi salud a todos los niveles.
    A mis hijos les encantaba ir a la guardería, pero no hay que olvidar que tiene un gran contra y es todos los virus que se pillan, evidentemente si mi madre hubiera estado aquí cerca la cosa hubiera sido diferente y posiblemente no hubiesen ido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás nos hemos autoconvencido porque de ese modo no duele tanto dejarlos.

      Eliminar
  4. Opino exáctamente lo mismo que tú. Por desgracia, a mí no me queda más remedio, pero te aseguro que mi hija no es más ni menos sociable que cualquier otro niño de su edad,(si acaso un poco menos...), y supongo que tampoco más ni menos lista (cosa que tampoco me importa demasiado la verdad...). En fin, la conciliación no es una realidad en este país.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me sabe fatal que se asocie sociabilidad con guardería, creo que si un niño es sociable lo será en cualquier ambiente y no por el hecho de ir a una guardería

      Eliminar
  5. Mis hijos tienen 22 meses y 9 meses. Acaban de empezar la guardería y se les ve felices. Yo tenía muchas reticencias, pensaba cogerme una excedencia en el trabajo y al final me he cogido una reducción de jornada a la mitad. Hoy en día soy feliz, mucho más que antes.
    Porque antes, a las 14 pm yo ya estaba agotada de tanto niño, mientras que ahora, que los recojo a las 13 pm estoy fresca como una rosa, aunque venga de trabajar, y aguanto hasta la noche con energía y "hambre" de ellos.
    Mi familia ha mejorado mucho.
    He cmabiado totalmente de opinión con respecto a las guarderías.
    A mí me ha dado la vida, y en mi familia hay más equilibrio.
    Saludos
    Isabel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entiendo tu sensación de las 14 pm porque yo la experimento cada día, lo que intento hacer es dedicarme un ratito para mi que me ayude a cargar las pilas y volver a estar al 100%

      Eliminar
  6. Y digo yo...¿por qué tienen que saberse las vocales, los números y las formas? La mayoría entran al cole con 3 años, ya es bastante pronto, ¿porqué no dejarles ser niños? Habrá niños curiosos que lo querrán saber y a otros, no les interesará lo más mínimo y lo acabarán sabiendo igualmente

    ResponderEliminar
  7. yo creo que hay de todo, a veces se quedan en casa delante de la tele o jugando solos, y al fin y al cabo es peor incluso (pienso en mi cunyada jajaj), u otros que van desde 5 meses (mi otra cunyada jajajajj) y son unos pavetes que con anyo y medio solo llama a papâ... nosotros la guardamos en casa aunque con 2,5 podrîa entrar ya en preesc, pero se quedarâ hasta los 5, total, yo he hecho universidad, vamos no soy panoli, y ambos padres estamos en casa, no puede tener mâs suerte. ademâs, como dijo einstein, ups, punset, los 6 primeros anyos lo que necesitan es el carinyo y la okupaciôn de los padres.

    ResponderEliminar
  8. No podrías haberlo explicado mejor, pienso exactamente igual. La mía tiene un año y me parece muy bien la gente que los lleva a la guardería y a los que no les queda más remedio pero yo la dejo con la abuela por la mañana (encantadas las dos) y por la tarde está conmigo. No veo la necesidad de llevarla siendo tan pequeña, además por mucho que digan, con tres años asumen mejor el cambio, ya que antes son muy pequeños para entender porque los dejas allí, pero suficientemente mayores como para darse cuenta.
    Si la tuviese que llevar pues la llevaría y ya está que seguramente que la cuidarían genial pero sin necesidad no lo veo como algo imprescindible y eso que soy profesora!!
    El otro día escribí un post precisamente de como hacer "la guardería en casa" para quien no lo quiera llevar a la guardería aquí os lo dejo.http://mamadesdeelencerado.com/2014/09/03/la-guarderia-en-casa/

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...